jueves, 3 de mayo de 2012

Llega el modo de ventana única de GIMP 2.8!

 Añadido el 13 de Junio (wow, más de un mes desde que escribí este artículo)

Vista la cantidad de gente que llega a esta página buscando cómo activar el modo de ventana única, en vez de un artículo de opinión en si mismo, explico que es realmente fácil:

En la barra de menús de Gimp, abre el menú ventanas, y simplemente marca la opción "modo de ventana única".

Ahora si quieres puedes leer el resto del artículo, relativo a cuando apareció Gimp, y el resto del blog ya puestos :P

==================================================================

Es la noticia del día en los blogs del gremio: finalmente, después de tres años y medio, cinco versiones de prueba (2.7.1 a 2.7.5), una candidata al lanzamiento (2.8RC), y tras casi seis meses de retraso en lo anunciado, ya tenemos calentita calentita la última (por el momento, y en espera de no demorar otros tres años...) versión de GIMP, el programa de retoque digital más conocido del mundo libre.

Hay otros, ejemplo Krita, hasta hace muy poco solo al alcance de los usuarios de sistemas GNU, y enfocado más a la ilustración digital (ellos mismos reconocen que pretendían llenar el hueco de Corel Painter en el mundo libre, no el de Ps), en general con menos opciones que GIMP, pero con capacidades que superan en ciertos aspectos al programa que ocupa este artículo. Yo lo dejo caer...

¿Qué nos trae de nuevo GIMP? Le echamos un ojo a las notas de lanzamiento, y debe ser para ellos lo más importante, porque lo ponen en cabeza: la nueva interfaz que permite el modo de ventana única (de ahí el titular), y menús empotrables mejorados, preparados a fondo para soportar el escritorio clásico de múltiples monitores que cualquier diseñador que se precie mataría por tener. Yo al menos, quiero tres.

Y es de reconocer el merito, porque el equipo de GIMP ha hecho malabares para lograr que los que llevan años mirando estupefactos la interfaz de ventanas de GIMP, y preguntándose por qué no es como la del fotoxó en adobo, tengan la opción de cambiar esas ventanas flotantes por una interfaz más encajonada. Y digo opción, porque al que le gusten las ventanas flotando por ahí, también puede tenerlas (por ejemplo, yo).

Sin embargo, perdidas en la parte media de la lista, encontramos otras novedades, para mí, más interesantes que encajar las ventanas:

El nuevo motor de dinámica de brochas, que permite ajustar prácticamente todos los aspectos de los pinceles.

Los presets mejorados, ahora puedes guardar el estado de cualquier herramienta, y acceder a él desde un nuevo panel de presets, para manejarlos cómodamente.

La nueva herramienta de caja de transformación personalizada, que permite una transformación libre en base poligonal, algo que deja en pañales el método de la perspectiva clásica.

El nuevo sistema de etiquetado de recursos, ya sean brochas o rellenos, para permitir agruparlos (y cuando tengas más de ciento cincuenta brochas, entenderás por qué hacía falta para encontrar lo que estabas buscando).

Grupos de capas: estupendo para organizarlas, porque según los desarrolladores, hasta la 2.10 no se podrán aplicar efectos en grupos (ver el roadmap al final)

Matemáticas simples en los campos de entrada: ahora puedes escribir 50% directamente, o usar expresiones regulares como 155*32,5 para decirle a GIMP el tamaño en el que quieres el ancho de la imagen, por ejemplo. Y de verdad que es útil.

Y añado, porque me llena de gozo y algarabía, ya que admiro y respeto a los dos como los grandes profesionales que son (no es peloteo, es sincero :P) que GIMP cuenta desde la versión 2.7.5, aunque lo anuncien ahora como nuevo de la 2.8, con una ampliación del paquete de pinceles (por lo que veo está el Gimp Paint Studio completo) que ya hacen uso del sistema de etiquetas, diseñados entre otros por Guillermo Espertino, y Ramón Miranda, que a estas horas debe andar por la Libre Graphics Meeting 2012, en Viena, tirándole de las orejas a algún programador :P

El resto de cambios, por desgracia, no serán tan valorados. Y es que la mayor parte del trabajo ha sido interno, allanando el terreno para las próximas liberaciones del programa, en su lento peregrinaje hacia GEGL, la aceleración por hardware completa y el soporte de 16 bits.

¿Qué le queda por hacer a Gimp? mucho. Sobre todo ponerse las pilas, porque otros tres años para sacar una nueva versión pueden ser contraproducentes.

El Roadmap previsto dice que:
  • GIMP 2.10
    • soporte de máscaras de capa en grupos de máscaras
    • limpieza de libgimp
    • Proyectos que surgieron del GSoC 2011
     
  • GIMP 3.0
    • mudanza completa a GTK3
    • 16 bits de profundidad
     
  • GIMP 3.2
    • gestión automática de los límites de capa
    • filtros de capa y "efectos de capa"
    • edición no destructiva

  • GIMP 3.4
    • Eliminar finalmente el anclaje de las selecciones flotantes
     
  • GIMP 3.6
    • grabación y reproducción de scripts
    • objetos inteligentes 

  • GIMP 3.8
    • herramienta de transformación unificada

Y para ser diferente, acabo de escribir un artículo sobre un programa de retoque digital, sin una sola imagen. Pero vamos, que en las notas de lanzamiento hay muchas :P









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada