martes, 16 de agosto de 2011

Balance de daños

Hay un post casi obligado en cualquier blog que dura vivo lo suficiente: el del balance del primer año.

En Agosto del 2010, en un ataque de enajenación mental (sugerencia de los profes del último curso de diseño), le daba forma a Bearnd, que pretendía ser un escaparate para venderme como super-hyper-mega-diseñador-chachi-guay-de-la-oxtia. Días después, publicaba la primera entrada: Un mar de fuentes. Cuando uno empieza, ya se sabe, siempre se es lo más de lo más. Luego habrá tiempo de volverse humilde ¬¬

Un año y treinta y seis posts después, he descubierto que aprendo cada día de un  montón de gente alrededor, ya sean veteranos o principiantes, aprendo hasta de las preguntas que no me había planteado, y trato de enseñar lo poco que sé y he aprendido seguro a otros, con la esperanza de que hagan 3/4 de lo mismo :P Difundir el conocimiento, que se llama eso. Y Bearnd es una extensión más.

Ahora mismo el blog está paraillo, lo se, lo siento (Sergio Muñoz va a pegarme con una zapatilla voladora), el verano es una época mu mala, cualquiera que lleve un blog sabe que hay rachas de meses que no te sale escribir nada... Excusas típicas y tópicas donde las haya, pero ciertas. Retorcido yo, estoy intentando convencer a mi novia para que empiece a escribir en el blog acerca de Gimp. La familia crece :P

La lista de Amiguetes (abajo a la izquierda) también sigue creciendo, por aquello de que podré parar de escribir, pero no de aprender, y hace poco cambié la página del "About me" porque alguien me dijo que eso no era un currículum, era una novelización... bueno, ahora está novelizada y con índices.

A lo largo de este año he conocido a un montón de gente a los que agradecer sus conocimientos, y el hecho de que los compartan desinteresadamente con la comunidad. Posiblemente están ya en la lista de amiguetes para que otros los descubran. Pero sobre todo tengo que agradecer la visita a la masa silenciosa de gente que viene al blog a aprender, cotillear o a llamar a la puerta equivocada, y son más de 8000 visitas ya. Para mi, cada una vale por otras mil :P

Sí, le agradezco hasta al vendedor de enciclopedias, que pasa.

Así que como diría Lina Morgan, Agradecida, y Emocionada, Solamente Puedo Decir... Gracias Por Venir!



Pd: Estoy intentando imaginarme a un oso de 600 kilos bajando por las escaleras de un teatro de revista, mientras canta esto vestido con estola de plumas y zapatos de tacón alto...



Bonus track:

Algunos han preguntado y han sido respondidos, y otros les da igual, y se van a enterar de lo mismo :P Como toca hacer balance, voy a satisfacer la curiosidad de los pocos que no se atrevieron a plantear la duda en su momento: Bearnd es un montón de juegos de palabras juntos, en ingles.

Lo fácil de ver es Bear, ya que hace unos 15 años, ese alter ego mio que vive en la red fue criando pelo por encima, hasta cobrar vida propia y transformarse en una mezcla entre Ford Fairlane y el oso Yogui. Real como la vida misma. Y desde entonces hasta hoy, que ya me suplanta por la calle (hay gente de hecho que me dice osito, y para montones de personas soy solo Macc o Mardi :P)

Por supuesto, un oso.
Bear, indeed. Bear,nd...

Si juegas un poco con Bear y Brand (marca en ingles, se supone que, entre otras cosas, yo me dedico a hacer diseño de marcas :P, alias branding) Es un poco más facil ver el Bearnd. También se puede interpretar como la marca del oso, lo que nos lleva al isotipo (el icono): la zarpa.

Podría retorcer aún más la idea y sugerir que Be Ar tiene que ver con volverme Argentino, por aquello de irme allí con mi pareja, pero como es ella la que se viene...


En fín, lo dicho. Gracias por venir!





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada