martes, 3 de mayo de 2011

De migraciones de osos

Parece mentira que me sienta culpable por tener paralizado el blog una semana, pero ha sido por una buena causa: andaba de migración, como tantos otros animalicos en estos tiempos presentes pasados y futuros.

En mi caso el viaje ha sido sin moverme de la silla, cuatro días de darle vueltas y más vueltas a los archivos y a las configuraciones para estar cómodo con la nueva covacha que me he montado en Linux Mint.

Y es que aquí mucho hablar de software libre (espero que nadie mire los primeros posts donde reconocía mi amor platónico por el Corel :P), pero este plantígrado seguía trabajando a la luz de las ventanas del portal (¿te explico el chiste? windows, gates...). Por cierto que el Windows lo tenía original, por si se te ocurrió ponerlo en duda (venía con el portátil...).

Después de marear el arroz haciendo pruebas en un USB-live durante un mes, a velocidad de caballo reumático del malo, me he liao la manta a la cabeza y he dejado sitio suficiente para poder instalarme, cómodamente, donde tenia que estar: en un bosque, con sus hojitas verdes... Si hasta los chicles me gustan de menta ^^


Si durante los próximos análisis y tutoriales ves que las capturas de las ventanas varían incluso dentro de un mismo post, no te asustes. Es que soy ecológico y me gusta reciclar... o escribo los articulos y tardo una eternidad en colgarlos :P


Saludos verdes!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada