domingo, 13 de marzo de 2011

El retorno del sLV


Antes o después, el oso vuelve a casa para hibernar (el único rato en el que un oso se queda en la osera más de una noche...) Así que aprovechando el tiempo, he vuelto a retomar los gráficos del S.LV que tenía más que abandonados -como el blog, vamos-, para gozo y algarabía de Dani, que casi llora de la emoción. Y he descubierto que hay que estudiar anatomía forense para ser diseñador. Primera imagen de la plantilla base masculina, que luego parece que no hago nada (lo cual, la mayoría de las veces, es cierto):


 El trabajo por delante es:
- modelos masculino y femenino (en ropa interior, que no me pillen frio)
- 3 tonos de piel (caucásico, asiático, africano)
- 5 modelos de peinados (y después ampliar cada modelo en rubio, castaño, pelirrojo, moreno y canoso)
 - 5 juegos de rasgos faciales (que posteriormente se convertirán en 5 narices, 5 pares de ojos, 5 bocas intercambiables)

A ver hasta donde llego sin matar al jefe a disgustos...


                                


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada