viernes, 27 de agosto de 2010

Iniciación a Inkscape (V)

Formas (I)

  
Crear Círculos, Elipses y Arcos.

 Vamos a pintar un circulo en nuestra mesa de trabajo. Para ello, pincha en la herramienta de círculos (verás que aparece la barra de opciones correspondiente), y ahora ve a la mesa de trabajo, pincha con el ratón en cualquier parte y, con el botón pulsado, arrastra el ratón en diagonal para crear una elipse. Mientras no sueltes el botón, seguirás dándole forma al objeto. Una vez que sueltes el botón, tendrás tu elipse. 

Cuando te canses de mover el ratón en todas direcciones para ver como se estira y se encogen esas elipses con las que me estas llenando la pantalla... gracias. Ya se que es divertido ver como se estiran y se encogen, yo lo hago también :P



Esta es la técnica de dibujo básica de casi todas las herramientas. Pinchas, arrastras, sueltas, y ya tienes una forma. 


Después de hacer tanta elipse, habrás llegado a tres conclusiones desconcertantes. La primera, clara y cristalina, es que tus elipses y las mías tienen colores distintos; la segunda, relativamente evidente, es que conseguir hacer un círculo perfecto es un cachondeo; y la tercera, no tan obvia, es que las elipses solo se deforman en vertical u horizontal. ¿Qué pasa si quiero una elipse volcada en un angulo de 35,24º a la derecha, eh?


Vamos a dejar esto de lado, por ahora, y vamos a centrarnos en la barra de opciones de la herramienta:




 




Por más elipses que pintes, la barra no se ha modificado. Eso no significa que el programa no funcione, contra todo pronostico. Como supongo que ya no tendrás la herramienta de círculos seleccionada (y si me equivoco pido mil perdones por pensar mal :P) vuelve a pinchar en nuestro circulo de la barra de herramientas, o pulsa la tecla (E). Ahora pinta una elipse, o selecciona una ya hecha, con esta herramienta (es fácil saber que lo estas haciendo porque el cursor es una cruz con una elipse al lado). Fíjate bien en nuestro objeto:


Que como puedes ver, tiene dos tiradores cuadrados, y dos redondos. No, no te miento, ni estoy borracho del ojo derecho. Pincha con el cursor sobre el tirador cuadrado de la izquierda, y verás como el objeto se ensancha desde el centro, a la vez, en horizontal. Lo mismo si pinchas y arrastras desde el tirador cuadrado de arriba, esta vez en vertical. Pero, ¿qué pasa si movemos el tirador redondo? Prueba a moverlo alrededor, en el sentido contrario a las agujas del reloj, por la parte de afuera del objeto, y verás que nuestra elipse se ha convertido en mr. pac-man. No solo eso, sino que además ha aparecido el otro tirador redondo que no veías (¿cómo pudiste dudar de mí?)




Ahora sí, verás que la barra de opciones de la herramienta se ha encendido. Inicio y Fin (para ser concretos, solo Fin, si hiciste lo que te he dicho) tienen una numeración, el angulo donde se encuentran cada uno de los dos tiradores redondos, y ahora hay tres botones azules: Cambiar a segmento, cambiar a arco (la traducción nos ha dejao un arco mágico de estornudos, un archo) y hacer elipse completa. Ahora que ya tienes los dos tiradores a la vista, prueba a pincharlos y mover el ratón por dentro y por fuera de la figura, siguiendo el contorno de la elipse. Verás que, si te mueves por fuera, creas un segmento cerrado, y si te mueves por dentro, la figura parece quedarse abierta, formando, efectivamente, un arco.


Deja esa elipse, crea otra, y esta vez, al seleccionarla, cambia los valores de inicio y fin. verás que haces exactamente lo mismo que hacías con el ratón al arrastrar los tiradores redondos, y que con los botones de segmento y arcos haces lo mismo que arrastras por dentro o por fuera de la figura.


Y en ambos casos, eso sí, puedes cerrar de nuevo la elipse con el botón de Hacer elipse completa.


Si has estado haciendo otras formas, por ejemplo cuadrados, verás que puedes seleccionarlos también con esta herramienta. Eso no significa que puedas aplicarles propiedades de circulo, solo que tienes seleccionada una forma.


Cuando te canses de hacer arcos, pac-mans y quesitos del trivial (lo que hago yo, vamos) vamos a probar a hacer una nueva elipse. Pero esta vez, en lugar de hacerla como salga, vamos a arrastrar el ratón manteniendo pulsada la tecla (Mayús.) Lo que hace esta tecla es crearnos el círculo con el punto de origen en donde pinchamos para arrastrar, de forma proporcional hacia ambos lados (izquierda-derecha si nos movemos en horizontal, arriba-abajo en vertical), puesto que partimos del centro del objeto. Ya se que es realmente divertido hacer girar el cursor alrededor del punto de inicio con (Mayús.) pulsada, pero volvamos a lo que íbamos...


Ahora vamos a crear la elipse manteniendo pulsada la tecla (Ctrl). Verás que, aunque la mayoría de las veces creas el circulo perfectamente proporcionado, a veces se convierte en una elipse, sospechosamente proporcionada. Y tanto, porque, si arrastras mucho en una misma dirección, lo que consigues es una elipse con proporción de radios enteros.


La tecla (Ctrl) te va a permitir crear círculos perfectos de otra manera. Recuerdas los tiradores cuadrados? prueba a estirarlos con ella pulsada. Ahora sí, conseguido sin saltos de proporciones.

Aún hay más, si pulsas la tecla (Alt), crearás la elipse desde la esquina opuesta al punto del que estás tirando (observa la diferencia entre pulsar (Alt) y no pulsarlo: sin (Alt), a medida que la elipse crece, cambia el punto de inicio)


Todas estas teclas, casualmente, se pueden combinar. Así que puedes crear círculos perfectos desde el centro pulsando (Ctrl+Mayus), aunque dará problemas con las proporciones; o puedes crearlos desde una esquina pulsando (Ctrl+alt), o lo que es lo mismo, (Alt.gr), y un dedo que te ahorras. De nuevo, círculo perfecto y sin saltos.

Y lo más divertido de esto es que hay una forma todavía más fácil de hacer los círculos perfectos... pero te vas a quedar con la intriga por ahora.

Siguiente capitulo...

lunes, 23 de agosto de 2010

Iniciación a Inkscape (IV)


(3) Barra de propiedades de Formas,
y (4) Barra de herramientas de Formas



Y es que, por si todavía no empezaste a picar botones y te diste cuenta de esto, cuando pulsas sobre una herramienta de forma, la barra de propiedades cambia para mostrarte sus opciones. Así que vamos a analizar ambas en conjunto y por encima, porque después vamos a tener tiempo de conocerlas en profundidad:


Seleccionar y transformar objetos

 El primer botón de la barra de herramientas de forma, para que lo tengas siempre a mano, es el de selección. Su barra de opciones contiene botones para seleccionar o deseleccionar rápidamente todos los objetos que componen nuestro diseño, rotarlos, reflejarlos, organizarlos, moverlos a un punto concreto, modificar su ancho y su altura,  y algo muy importante: modificar la forma en la que nuestros objetos son "afectados" al escalarlos, es decir, al modificar su tamaño.



¿Y para transformarlos? pues no, para eso vas a usar la propia herramienta...




Editar nodos de trayecto o tiradores de control
  
 Voy a empezar explicandote algo que posiblemente, no entiendas: en casi todos los programas de diseño, hay dos tipos de formas: Las predefinidas, como son los cuadrados, los círculos, las espirales, polígonos y estrellas... y luego están los objetos propiamente dichos. Las formas predefinidas son también objetos, pero tienen un comportamiento especial hasta que convertimos su trazado característico en objeto.

Formas y objetos se definen por su trazado (el trazo es otra cosa, ojo). Un trazado es una serie de trayectos, las lineas que unen los nodos. Las formas predefinidas tienen unos tiradores de control, a lo largo de su trazado, pequeñas cajitas donde picar y arrastrar, que modifican la forma siguiendo unos patrones estándar, sin dejar de ser esa forma. Esto nos facilita, por ejemplo, crear un rectángulo con las esquinas redondeadas, o conseguir un semicírculo perfecto. Cuando ya lo tengamos creado, puede ser que deseemos que ese semicírculo se parezca más a una tortilla chafada. Para eso convertiremos la forma en trayectos, y editaremos sus nodos.


Te has quedao igual ¿verdad? Lo importante es que sepas que vas a encontrar formas predefinidas, que se modifican mediante tiradores de control (también llamados manejadores), y objetos, que modifican su trayecto mediante nodos. Junto con la herramienta de selección, es posiblemente de las que más vas a utilizar, aunque al principio creas que para entenderlo vas a perder la cabeza.

Su barra de propiedades incluye un montón de botones para manipular nodos, con los que no voy a calentarte la cabeza ahora. Después vas a descubrir lo maravillosa que puede ser tu vida con un nodo en ella. O varios...

 

Retocar objetos mediante la escultura o pintura

Esta es de esas herramientas que no sabes que hacer con ella, hasta que descubres bien lo que hace. Entre otras cosas, como diria Montse, la mejor profesora de diseño que he tenido, vamos a hacer césped!


Si bien los primeros botones del modo de la herramienta se refieren al desplazamiento de objetos, y requieren de más de uno y más de dos para comprender como funciona, la segunda parte de los botones se refiere a la modificación de trayectos. Con retocar objetos puedes encoger, estirar, y modificar un trayecto de forma aleatoria, creando efectos bastante curiosos, como por ejemplo, un césped muy agradable:
 Los principales problemas de esta herramienta son que, primero, requiere que el trayecto tenga una cierta cantidad de nodos para que pueda verse el efecto. No vale con convertir un cuadrado a objeto, con un nodo en cada esquina. Necesitarás por lo menos tres o cuatro nodos en una linea. Y segundo, la cantidad de memoria que va a necesitar para mover los miles de nodos que van a terminar creandose pueden ralentizar bastante los procesos si tu computadora tiene tiempo, hasta el extremo de que creas que el programa se ha colgado.


...

Iniciación a Inkscape (III)

Si ayer nos pasábamos medio día analizando por encima la barra de accesos rápidos del menú, hoy te va a saber a poco. Recordemos la interfaz del programa, y vayamos directos a la segunda barra:



(2) Barra de Ajuste de objetos:

 La barra de ajuste de objetos activa o desactiva una propiedad relativamente útil de los objetos, la de pegarse entre ellos cuando los mueves. En ciertas ocasiones necesitarás que la esquina de tal cuadrado esté colocada justo en el centro de tal circulo, y estos, a su vez, toquen un segmento de tal horizonte (pero mira que te gusta complicarte la vida ¿eh?). El ajuste te permite que dos objetos se "coloquen solos" cuando los mueves con el ratón, en una serie de puntos concretos, relativos a la pagina, a las guías, o a la cuadricula. Todo esto lo vamos a ver después en profundidad;  como estamos empezando, por ahora solo vas a tomar conciencia de que es y de lo que hace esta barra de herramientas. Luego, cuando sepas como funciona, la querrás usar para todo. Al final no podrás vivir sin ella, y con ella tampoco.

La barra de ajuste de objetos se compone de cuatro secciones diferentes, la más importante, la primera:

Activar ajuste, que sirve para activar o desactivar esa capacidad de "imán" de los objetos. Si pinchas sobre el botón, verás que todos los botones de la barra se activan o desactivan. El interruptor general de la barra, vamos.


Ajustar a cajas de contorno, permite que los objetos se "imanten" relacionándose a través de sus cajas de contorno. El primero de ellos activa o desactiva el resto de botones de ajuste.

Cuando seleccionas un objeto (sí, ya se que todavía no lo explicamos) verás que, independientemente de como sea su forma, lo rodea una caja rectangular de trazo discontinuo con flechitas. Eso es la caja de contorno. Los botones de esta sección te permiten que el efecto imán se produzca hacia diferentes partes de esas cajas, que no tienen que coincidir con partes concretas del objeto. Fácil de entender, ¿verdad?


Ajustar nodos o tiradores permite imantar los nodos y sus tiradores a otros nodos, trayectos y centros de objetos.

¿Y qué es un nodo? las figuras geométricas se componen de nodos, que ahora mismo, para entenderlo, pensaremos que son esquinas (no, no son esquinas, pero ya tendrás tiempo de complicarte). Una forma rectangular tiene en principio cuatro nodos (esquinas, vértices). Una forma circular tiene cuatro nodos también, como veremos después. El primer botón es el interruptor de esta sección.

La ultima sección de esta barra, y posiblemente la más usada, contiene los botones de Ajustar al borde del papel, Ajustar a rejillas, y Ajustar a guías.

El papel es ese rectángulo con el tamaño del documento que puedes ver en la mesa de trabajo. La rejilla es una cuadricula que podemos configurar (de hecho podemos configurar más de una) para usarla como un papel cuadriculado, desde las propiedades del documento. Y las guías son una especie de reglas que podemos sacar desde esa especie de metros que hay a los lados de la ventana de trabajo. Prueba ahora, pincha en la de arriba, mas o menos por la mitad de la regla, y arrastra hacia abajo:


Mola ¿eh? Pues ahora saca otra desde el centro de la regla izquierda, y una más desde la zona cercana a la intersección de las reglas, en la esquina superior izquierda. No intentes sacarla desde la misma esquina gris donde se cruzan las dos reglas, porque no vas a poder (la zona marcada en rojo):


Acabas de descubrir una forma rápida para conseguir guías inclinadas, y funciona tanto en esta esquina, como en el final de las reglas (prueba ahora desde el final de la regla, abajo a la izquierda, o arriba a la derecha). Las guías, como comprobarás en breve, son un recurso muy útil para colocar nuestros objetos.

Cuando te canses de llenar la pantalla de guías, posiblemente quieras limpiarlas. Una forma de hacerlo es devolverlas a donde estaban (pincha y arrastra de nuevo hacia una de las reglas). Otra es colocar el cursor simplemente encima de ella (no necesitas ni pincharla). Verás que la guía cambia de color, ahora solo tienes que pulsar la tecla (BORRAR) o la tecla (SUPR). Otra más es picar dos veces en la guía (para saber que la estas picando, recuerda que cambia de color al colocar el cursor sobre ella), pero si haces esto...

¡Sorpresa! este es el menú de propiedades de la guía. Como posiblemente ya hayas observado, la guía posee un circulito que parece ser el centro de si misma. Curiosamente, parece cambiar de sitio, según intentas mover la guía, justo debajo de donde picaste para moverla. Mientras tengas activado el botón de Ajustar a guías en la barra de ajuste de objetos (a que ahora te alegras de que lo explicara antes, ¿eh?) verás que, al mover una guía, si pasas cerca de otra, el redondelito (que ahora viendo la pantalla sabemos que se llama origen de guía) se une automáticamente, ya sea al trayecto de esa guía, ya sea al origen. Cuando picas dos veces sobre una guía, puedes situar de forma precisa donde va a estar esa guía, ya sea de forma directa (mandarla a tal posición X, Y, con tal angulo) o relativa (a tantos pasos X, Y de donde estas, y a tantos grados de los que tenías antes).

¿Ya estamos preparados para el siguiente paso? Hoy toca ración doble...

sábado, 21 de agosto de 2010

Iniciación a Inkscape (II)

Instalación

La instalación de Inkscape no tiene mucha ciencia. En windows, Lo único raro que me pasó una vez que cambié el directorio por defecto fue que algunos botones no se veían. Para curarte en salud, instala en el directorio por defecto mientras sale la siguiente versión.




La Interfaz


Ya está, ya tenemos nuestro flamante manchón de tinta en el escritorio, arrancamos el programa... y nos quedamos mirando la pantalla, con recuadro blanco en medio, la mesa de trabajo... y montones de botones.


La mesa de trabajo es donde vamos a hacer nuestros maravillosos diseños. Es importante que sepas como desenvolverte aquí, porque luego te puedes volver loco intentando mover algo. Por ahora vamos a aprender algunas cuestiones básicas, como por ejemplo, a distinguir una serie de conceptos:




 El documento es todo nuestro trabajo. Contiene todos los objetos, la página configurada, y existe como una sustancia inmaterial supuestamente inmensa, de color blanco lechoso, en la que cualquier día podemos perdernos. Afortunadamente, contamos con algunos recursos para volver a encontrarnos.


A la mesa de trabajo se le llama indistintamente, además, espacio de trabajo, área de trabajo, pizarra o canvas (y sabe dios cuantos nombres más), pero todos estos nombres se refieren al área de la pantalla incluida dentro del espacio entre las reglas y las barras de desplazamiento, en la que vamos a poder pintar, hacer caracolas y, más de una vez, podremos quedarnos mirando sin saber que hacer, y pensando en por qué me dedicaría yo a esto, si mi madre quería que fuese abogao.


La página es una zona rectangular concreta que, supuestamente, nos sirve de indicador  del tamaño de lo que queremos hacer, ya sea un A4 o un banner para una web.


 El dibujo no tiene que estar necesariamente encajado en la página, aunque no lo parezca. Se compone de uno o varios objetos, que acabarán convertidos en algo a lo que llamaremos... arte. Por llamarlo de alguna forma.


Antes de que empieces a tocar botones, que ya nos conocemos, vamos a aprender a movernos dentro de nuestro entorno de trabajo:




Podemos hacer un zoom pulsando [+] y [-]. Fácil de comprobar porque vas a ver como la página, ese rectangulo que tenemos en el centro de la pantalla, aumenta o disminuye de tamaño. Para movernos por el documento, podemos usar las barras de desplazamiento o, también podemos mover el ratón manteniendo pulsado el botón central del ratón/rueda del ratón para mover la vista.


¿Hay más formas de moverse por el documento? Pues sí, sin problemas. Prueba pulsando [Ctrl] y las flechas del cursor. O si eres fanatico del ratón, prueba a girar la rueda para desplazarte verticalmente. Si la haces girar con la tecla [Mayus.] pulsada, te desplazarás horizontalmente.


Ahora que ya tienes una idea de como moverte, vamos a dejar de movernos y a mirar las barras de herramientas:






(1) Barra de Accesos rápidos, contiene:



 los botones de nuevo, abrir, guardar, imprimir, importar y exportar.




Los primeros botones son los de acceso más común al menú Archivo:

Nuevo [Ctrl+N] va a abrir un documento predeterminado (el tamaño de serie es un A4), a diferencia de su homólogo en el menú Archivo, que nos va a lanzar todo el desplegable de plantillas.  No te preocupes porque en ambos casos, luego puedes modificar la forma del documento en las Propiedades de documento (menú Archivo), o en el icono del folio con la llave inglesa, al final de esta barra.

Abrir [Ctrl+O] (de Open), nos manda a la ventana de abrir archivos. Hay que decir que, por defecto, el programa crea la pagina del documento con el tamaño del archivo que abras. Por ejemplo, si abres una imagen jpg de 200x200, la pagina va a tener ese tamaño.

Guardar [Ctrl+S] (de Save), te permite almacenar tu obra de arte en varios tipos de archivo, que veremos en posteriores capítulos. Por ahora, guarda tu trabajo en el formato por defecto, .svg de Inkscape. Como curiosidad, decir que si todavía no hiciste absolutamente nada en el documento, por más que intentes guardar no se va a abrir la ventana.

Imprimir [Ctrl+P] (de Print), nos manda a las opciones de la impresora. Por ahora no vamos a tocar las opciones de renderizar, y no vamos a complicarnos explicando como funciona tu impresora.

Importar [Ctrl+I] te permite agregar archivos mediante ventana, de montones de clases (las mismas que las que puedes abrir), incluyendo archivos de Corel Draw, Adobe Illustrator, y pdf. Bastantes más formatos de los que vas a poder usar para guardar. Normalmente lo que vas a hacer es arrastrarlos a la mesa de trabajo, aunque algunos archivos de otros programas pueden dar error si no los importas.

Exportar [Mayús+Ctrl+E] no es como guardar, ojo. Cuando exportas como mapa de bits, guardas un archivo de mapa de bits (rasterizas tu trabajo para guardarlo) en formato PNG, y solo en ese formato, controlando área a exportar, tamaño y resolución, cosa que no haces al guardar. Con .png no se pierde calidad en la compresión, a diferencia de .jpg permite transparencias, y no es que sea el mejor tipo de archivo del mundo mundial, pero a mi me gusta. Si quieres cambiar el formato, luego usaremos Gimp, o el Xnview, que también es gratuito.




los botones de deshacer y rehacer acción, y los de copiar, cortar y pegar.




Las acciones más básicas de todo programa que se precie de hacer algo que se edite, en unos botones que deberías olvidarte de usar y cambiarlos por sus accesos directos de teclado. Estas mismas acciones las puedes encontrar en el menú Edición.


Deshacer [Ctrl+Z] y Rehacer [Ctrl+Y] nos permiten movernos a través de las acciones que hemos ido realizando en nuestro documento. Salvo algunas excepciones de empresas que quieren sentirse diferentes (mamá , yo quiero tener tres ojos, y cabeza y media...), sus atajos de teclado son comunes a cientos de programas, igual que los de Copiar [Ctrl+C], Cortar [Ctrl+X] y Pegar [Ctrl+V] la selección.


Como ampliación a los botones de Deshacer y Rehacer, en el menú Edición podrás encontrar el Historial de Deshacer [Mayús+Ctrl+H] , una ventana acoplable con la que podrás encontrar más fácilmente hasta donde quieres volver hacia atrás, viendo cada uno de los pasos desde que abriste el documento. Y remarco esto porque el historial solo existe para la sesión actual. Una vez que guardes tu trabajo y cierres, el programa limpia el buffer de la memoria, y no tendrás posibilidad de volver a acciones anteriores cuando vuelvas a abrir tu documento.


De paso, hasta donde yo se, no hay límite en la cantidad de acciones que guarda el programa mientras estas trabajando, así que cuidado con esto, porque todas esas acciones ocupan espacio en la memoria, y puedes llegar a saturarla (cuando te pases dos horas haciendo chorraditas con los pinceles como yo, ya me contarás).





los de encajar la vista en la ventana (vista de la selección, dibujo o página)
 Aunque normalmente el zoom lo controlas con las teclas [+] y [-], habrá veces en las que necesites centrar tu atención en algo concreto, dentro del area de trabajo. Estos tres botones son solo una parte de lo que puedes encontrar en el menú Ver, desplegable Zoom.

Ajustar la selección a la ventana [3] va a centrar y acercar/alejar la vista del área de trabajo sobre el/los objeto/s que tengas seleccionado/s. Obviamente, si no tienes nada seleccionado, la vista no se va a mover de donde estaba.

Ajustar el dibujo a la ventana [4] va a centrar y alejar/acercar la vista sobre todos los objetos que componen tu dibujo, para mostrarlos en conjunto.

Ajustar la página a la ventana [5] encaja la vista del área de trabajo sobre toda la página, independientemente de los objetos que tengamos flotando por ahí.




los de duplicar objetos, clonarlos, y separar clones, y los de agrupar y desagrupar

Por ahora no vamos a meternos con estos botones, porque después los vas a usar mucho. Por ahora, vas a saber que un clon de un objeto es una copia de si mismo, que modifica sus características cuando modificas el original. Y un grupo de objetos es una selección de varios objetos que, a efectos prácticos, manipulas como uno solo, sin que por ello pierdan su identidad particular, y que no tienen que compartir características, aunque puedes aplicárselas en grupo. ¿Complicado? para nada, ya verás cuando lleguemos a eso. Estas opciones las puedes encontrar además en el menú Edición, Duplicar, así como en el desplegable Clonar.


los de propiedades de Relleno y Borde, propiedades de Texto y Tipografía, capas, XML, y alinear y distribuir
La ventana acoplable de Relleno y Borde [Mayús+Ctrl+F] es, con diferencia, de las que más vas a usar en este programa. Cuando seleccionas un objeto, a través de esta ventana puedes modificar el color de relleno, el trazo, si quieres degradarlos o hacerlos sólidos, si quieres usar patrones, cómo quieres que sean los ángulos del trazo, la opacidad y el desenfoque del objeto. Y seguro que me dejo algo. También puedes encontrarlo en el menú Objeto.

Texto y Tipografía [Mayús+Ctrl+T] abre una ventana donde podemos modificar la fuente de texto y el formato, y ver con un poco más de claridad lo que hacemos con el texto.

Ver Capas abre la ventana acoplable de Capas [Mayús+Ctrl+T]. Si no tienes ni idea de lo que es una capa, imagina que en vez de en un monitor, trabajas con transparencias, una encima de otra. El conjunto de tu trabajo es un montón de transparencias apiladas, y en cada transparencia tienes una serie de objetos independientes. En Inkscape puedes organizar tus objetos por capas, y aplicar diferentes formas de fusión de capas (la forma en la que esa capa se transparenta con las de debajo) que por norma general no puedes aplicar a objetos dentro de la misma capa (no puedes poner un cuadrado rojo sobre un circulo verde y hacer que el programa le aplique un modo de fusión de oscurecer, por ejemplo, pero sí puedes poner el cuadrado en la capa 2 y el circulo en la capa 1, y conseguir ese efecto. Ya veremos como se hace :P)

Ver y editar arbol XML del documento [Mayus.+Ctrl+X] es un botón que, a menos que seas un apasionado de la programación, no vas a usar. Picando en el se abre una ventana con el código fuente que compone nuestro documento. No te voy a negar que puedes depurar el código e incluso modificarlo a tu antojo, pero si no tienes ni idea de programación en XML, yo ni lo abriría (¿se nota mucho que yo no tengo idea de programación en XML?)

La última opción de esta tanda es Dialogo de Alineación y Distribución [Mayus.+Ctrl+A]. Picando en el botón, se abre una ventana acoplable gracias a la cual podrás colocar tus objetos en posiciones relativas a otros objetos, al dibujo en sí mismo, o a la página. Esto lo estudiaremos a conciencia también.

y finalmente, los de Preferencias de Inkscape, y Propiedades de documento.
Preferencias de Inkscape [Mayús+Ctrl+P] nos va a permitir editar muchas opciones propias del programa, principalmente las configuraciones por defecto. Esto es particularmente útil para las formas de dibujo.

Por otra parte, las Propiedades de documento [Mayús+Ctrl+D] nos permitirá cambiar la forma y el tamaño del documento, y configurar las guías y las rejillas, ademas del perfil de color. Todo esto lo veremos con más calma próximamente. ¿Ya estamos preparados para la siguiente paliza de post?

jueves, 19 de agosto de 2010

Iniciación a Inkscape (I)

"¿Pero ehto quéh lo qués?"
   ¿Pero esto qué es lo que es? - Arturo.


Si has llegado hasta aquí sin tener idea de qué es el diseño vectorial, voy a explicarte por encima, principalmente porque si no, no escribo hoy :P. En el mundillo de los gráficos por ordenador, hay dos clases de representación visual de los datos. Una es el mapa de bits, en la que los gráficos se almacenan como una serie de puntos (pixels) en una rejilla, una matriz cuadrada. Cada celda de esa rejilla guarda la información de su color. Los archivos pueden tener más o menos resolución (el tamaño de esa rejilla), pero llega un momento en el que,  si amplias mucho la imagen, ves los píxeles como una caja cuadrada, y si los reduces mucho, tienden a montarse unos sobre otros. Ese efecto se llama pixelación, y puede que te resulte familiar en los videos de internet de baja calidad. o en los del movil.

Por otra parte tenemos los gráficos vectoriales.  La forma de representar los datos, en este caso, se concibe en base a formulas matemáticas relativas a las formas, trazados, colores y ancho del borde, color de fondo... Lo que vemos en pantalla son polígonos, que se pueden ampliar, estirar, encoger y deformar sin perder calidad, ya que una y otra vez, se recalculan las fórmulas matemáticas que los componen.

Un ejemplo práctico, si tienes que representar una linea de 50 píxeles de ancho y 1000 pixeles de largo, siguiendo un trazado sinuoso (eso que hacen las serpientes), guardar la información punto por punto parece mucho más pesado que guardar una formula matemática que nos diga como es la ruta que sigue ese trazado, y el ancho del trazo.

Ventajas e inconvenientes de uno y otro? Para la fotografía digital, difícilmente vas a ver vectores. la cantidad de polígonos que habría que manejar para hacer algo medianamente realista posiblemente saturaría la memoria de cualquier ordenador, por potente que sea. No es que no se pueda, como amablemente nos muestran en la wiki con una PS3, pero siempre acaba quedando ese regusto en la boca a "que dibujo más bien hecho estoy viendo oye"

Ahora imagina un logotipo que tienes que usar en montones de diseños, desde la tarjeta de visita del comercial hasta la publicidad de la valla de la carretera. Por lo pronto vamos a tener que estirarlo y encogerlo cientos de veces. Para que no quede pixelado en esa valla, ¿imaginas el tamaño que debería tener un archivo de mapa de bits? (y sí, también habrá veces que se usarán mapas de bits de esos tamaños, pero vamos a intentar evitarlos por ahora :P)

En el mundo del diseño, y resumiendo mucho, vas a usar los gráficos vectoriales para hacer dibujos, y los mapas de bits para fotografías.

Si con esto ya empiezas a tener clara la diferencia entre un formato y otro, podríamos comenzar por usar Inkscape, un programa de codigo abierto, freeware, de diseño de gráficos vectoriales, que maneja de forma nativa el formato .SVG. Esto te puede sonar a chino, pero es una nueva vuelta de tuerca en el mundo de los gráficos en internet, que ya soportan la mayoría de los navegadores (sorpresa, IE tiene pequeños problemillas de conversión con esto...) Actualmente va por la versión 0.47 (y está próxima a aparecer la 0.48), lo que viene a decir que está mejorando continuamente.

Esta es la pagina oficial en español (a párrafos...):
http://www.inkscape.org/?lang=es&css=css/base.css

Si tienes problemas para encontrar la sección de descargas, o eres tan vago como yo:
http://www.inkscape.org/download/?lang=es

lunes, 16 de agosto de 2010

La puerta abierta

A diferencia de las grandes compañías, que asoman poco o nada las narices por el mundo del pingüino, las alternativas en el mundo del diseño freeware en Windows van creciendo, y mejorando, aunque la mayoría de la gente no tiene idea de que existan.

La publicidad desmedida, el boca a boca, y los propios usuarios ("Tú bájalo que viene con crack y serial, y no te preocupes, si esto lo cuelgan las mismas casas, porque les interesa que lo utilicemos, así tienen más clientes"), acaban  creando un círculo cerrado que sigue el protocolo más humano que existe cuando se enfrenta a algo que no conoce y representa competencia: darle palos hasta que deje de moverse, y después reírse de él. (¿será esto lo que nos distingue de los animales?)

Afortunadamente, algunos sitios (espero que este sea uno de ellos) van consiguiendo, poco a poco, darlos a conocer. Son la alternativa libre, y gratuita, a los programas de diseño de las grandes compañías. Mi propuesta para ti es esta:

Diseño Vectorial:
- Inkscape

Diseño Bitmap:
- Gimp

Diseño 3D
-Blender

Maquetación:
-Scribus

¿Crees que no es posible dedicarse profesionalmente al diseño con estas herramientas? Vamos a verlo...

domingo, 15 de agosto de 2010

Competencia, competencia...

Lo reconozco, soy fanático de Corel. Babeo con el desde que lo conocí, allá por el Corel 9. Y no soy de los que se llevan a muerte con los de Adobe, porque me gusta el Photoshop también. Pero la cosa empieza a mosquearte cuando lees, en un libro de supuesto prestigio, que "Illustrator ha ido avanzando tanto que ahora es el único programa profesional de diseño vectorial en el mercado, acabando por desbancar a su único competidor, Freehand" (Illustrator CS4, de Laura Apolonio, editorial Anaya). Y en el sitio web de Freehand, propiedad curiosamente de Adobe (después de comprar Macromedia)  te encuentras que "Aunque reconocemos que FreeHand dispone de una base de clientes fieles, animamos a los usuarios a que utilicen el nuevo Adobe Illustrator CS4"  ¿...?  Aunque la wiki no sea perfecta, puedes leer aquí la vida del pobre Freehand. Pero lo que me hace más gracia es que ¿Acaso Corel X5 no está en el mercado? ¿no es profesional? ¿ojos que no ven, competencia que no existe? por cierto, échale un ojo a la novela gráfica en pdf (tarda un rato en cargar, no te asustes) y dime, con esos colores, qué identidad corporativa podría esconderse tras el tipo del pijama de lycra :P

sábado, 14 de agosto de 2010

Un mar de fuentes...

De las tareas más densas que se pueden hacer hoy por hoy a la hora de enfrentarte a un diseño, es buscar de donde sacar una fuente que te convenza. Y si además la buscas de forma legal, que sea gratis y la puedas usar comercialmente para tus trabajos, acabas pensando seriamente en diseñártela tu mismo. "Total si esto son tres trazos, lo hago en media hora" (alma inocente...). Aunque se podría hacer, y de hecho veremos el cómo algún día, resulta que hace mucho, mucho tiempo, existió un señor que se calentó la cabeza para buscar sitios de donde sacar fuentes, pensando en todo aquel que las necesitara. El articulo original era de un blog de leandronofrio, que parece que ha volado. Por suerte su obra se repartió entre cientos de foros, pero algunos de los enlaces a los que llevaba también habían desaparecido, así que he hecho limpieza y he añadido cosas nuevas.

Empezamos con páginas para descargarse fuentes:



La mayoría de estos sitios estan organizados por categorías, pero si eso de buscar la fuente que quieres entre 50000 no es lo tuyo, lo mismo te sirven entonces las páginas temáticas:
             fuentes para crear stencyls, esos moldes tan majos pa pintar en las paredes con spray 

               tipografías góticas y medievales


          fuentes sci-fi 

          fuentes con un parche en el ojo

             estilos medievales 

             fuentes de videojuegos


              fuentes sacadas de Sega


          a cualquier cosa lo llaman fuentes sexuales... 

              fuentes con motivos griegos, romanos, celtas... 

              fuentes de temática antigua


             fuentes tipo comic, ojo que también las hay de pago


              fuentes pixel, gratuitas y de pago


             más fuentes pixel 


Y si todavía no te has cansado de picar enlaces... pequeñas colecciones organizadas por creadores:
Y si todavía conoces más sitios, compártelos y actualizo, a ver si conseguimos una base de datos de fuentes decente.